Usos racionales cuando de lo “interesante” y lo “lindo”

exploración teórica

No te ha sucedido que cuando ven tus pinturas o dibujos dicen: ¡ooohh que interesante! o ¡awww que liiindo!

Bueno pues veamos las diferencias:

“Interesante”
1. Del diccionario: “Que interesa o que es digno de interés”. Interés que es de “provecho, utilidad, ganancia o valor” y se utiliza sobre todo para expresar el acto interno de “Inclinación del ánimo hacia un objeto, una persona, una narración”
2. Se dice que es interesante cuando se le agrega al objeto un valor adicional al simple estético, pudiendo ser éste de orden intelectual.

“Lindo”
1. Es la expresión clara de que lo observado es perfecto, hermoso, bello, exquisito y grato a la vista.
Es la expresión de la pura y sencilla experiencia estética

Arte-Horror-Belleza-Compasión

exploración teórica

El horror es un sentimiento, el sentimiento es resultado de factores físicos y culturales.
La belleza es una propiedad encontrada en las cosas o situaciones que nos hacen amarlas y también es el resultado de factores culturales.

Encontrar belleza en un acto que nos infunde horror es una de las grandes posibilidades que cualquier ser humano puede llegar a experimentar y deviene en un asunto espiritual. Y no es por ningún motivo, algo que nos dé alguna gratificación (mas bien es gratificante) ya que la belleza no es un bien consumible, aunque muchos así lo utilicen. Percibir la belleza es una acto espiritual.

La compasión es un acto de voluntad en el que se muestra pasión y afecto de ánimo respecto a algún fenómeno estético. Se necesita de ser compasivo para poder expresar y experimentar belleza en algún acto lastimoso, este acto esta combinado con un deseo de aliviar o reducir el sufrimiento de otro, y esta relacionado con otorgarle dignidad a ese sufrimiento.
Para encontrar belleza es necesario mover los mecanismos de la pasión y del ánimo, pocas veces es un asunto de retorcimiento racional, aunque algunas personas necesiten de hacerlo.

La experimentación estética es en gran medida un asunto de ánimo, es decir es un principio de esfuerzo y energía para experimentar, y permitirse abrir los sentidos y muy poco la mente. Los juicios de la mente quedan para crear categorías y etiquetas a lo experimentado y así crear la moral en las culturas.

Y ahora pienso, que el cineasta Peter Greenaway y el Pintor Arturo Rivera son compasivos.

Enlaces interesantes: